INICIO

config

Ante el revuelo producido por la nota de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos acerca del pan sin gluten, hemos hablado con el sacerdote Raúl García, miembro de la Comisión Diocesana de Liturgia, que nos ha aclarado los aspectos que más dudas han suscitado.

En primer lugar, ha recordado la importancia que tanto la Iglesia Católica “y todas las confesiones cristianas” otorgan al hecho de que la Eucaristía se celebre con pan de trigo. “La razón es que Jesús en la Última Cena utilizó pan de trigo, por lo que la fuerza del símbolo y su significado es mucho mayor cuando usamos la misma materia que Él utilizó. Igual que no tendría la misma fuerza usar unas palabras parecidas a las que usó y no las que dijo realmente, tampoco es igual, desde el punto de vista del uso de los símbolos y signos, usar otra materia que no sea el pan de trigo”.

Evidentemente, los titulares que apuntan a que el Vaticano “prohíbe la Comunión a los celíacos” son del todo punto inexactos y poco veraces. De hecho, Raúl García ha explicado que, en este asunto, “la Iglesia Católica no pone impedimentos a los celiacos para la comunión, al contrario, busca soluciones ante su situación”. Entoces, ¿cuál es la postura de la Iglesia sobre este tema? “La Iglesia permite en estos casos comulgar con formas bajas en gluten, pero con el suficiente que permitan que el pan sea pan. Es cierto que este tipo de hostias no es válido para las personas que son totalmente intolerantes al gluten: para esos casos, la Iglesia permite que se comulgue del cáliz”.

Queda claro, entonces, que los celiacos no se quedan sin poder comulgar, en ningún caso: “pueden hacerlo siempre bajo la especie del vino. La Iglesia católica sí responde a este problema, pero respetando la verdad de lo que es el sacramento de la Eucaristía y no haciendo lo que quiera con este inmenso don que Dios nos ha regalado”.

Por eso, el liturgista de la diócesis ha querido remarcar que “las hostias sin nada de gluten no son pan de trigo. La Unión Europea nos ha recordado recientemente que la leche de soja no es leche en verdad, es otra cosa; lo mismo pasa con las hostias sin gluten: no es pan, y por eso no pueden ser utilizadas como memorial de la Última Cena, ya que allí Jesús usó pan”.

“La nota de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos [continúa Raúl García] llama la atención sobre el hecho de que la Iglesia ha dejado de llevar a cabo la supervisión de la elaboración de la materia para la celebración de la Eucaristía, algo que puede conllevar el celebrar con una materia no acta para el sacramento. Esta llamada de atención no debe extrañarnos, es algo que existe en otras confesiones cristianas (ortodoxos) y en otras religiones (el judaísmo con la carne kósher y el islam con la carne halal). Es normal que una religión supervise la materia para el que es el sacramento central de su fe, y que no se haga de cualquier manera ni con cualquier cosa, respetando así la verdad del sacramento, como Jesús lo quiso”.

Entonces, ¿por qué tanto revuelo con esta circular? ¿Qué aporta de novedoso? “La doctrina que establece esta nota de la Congregación no es algo nuevo, es la pauta que ya existe en la Iglesia Católica desde 1995, cuando se promulgó la primera nota sobre este tema de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que fue ratificada más tarde por otra nota de esa misma Congregación en 2003”.

DESTACADOS

REDES SOCIALES

   

ENLACES RÁPIDOS

 

 

JUBILEO TERESIANO

AGENDA

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

DONO A MI IGLESIA

HOJA DIOCESANA

 

BOLETIN OFICIAL

POR TANTOS

MULTIMEDIA

  1. VIDEO
  2. AUDIO

IMAGENES

Loading…
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5